¿Cómo dejar de perder el tiempo?

perder el tiempo

Foto: freepik.es/@mdjaff

Christian Cruz te enseña 5 pasos para dejar de perder el tiempo y ser más disciplinado.

1. Di la verdad

Todo progreso comienza cuando somos honestos y capaces de decir la verdad. Todos en algún momento postergamos alguna acción incomoda, ya sea ponernos a estudiar, salir a hacer ejercicio, hacer una llamada a alguien etc. Acepta tu naturaleza humana: todos a veces perdemos el tiempo. Acepta que procrastinas y quítate ese peso de culpabilidad de encima.

2. Presta la atención al lenguaje que usas para describirte

Cada palabra que pronuncias, cada pensamiento que pasa por tu cabeza, cada emoción que sientes crea tu realidad. En otras palabras, si, por ejemplo, tú dices a ti mismo que eres una persona tímida, y lo reafirmas continuamente,  vas a justificar tu situación actual y no vas a cambiar.

Tu mundo exterior es el reflejo de tu mundo interior. Cuando hables con los demás, no digas que eres pobre, tímido, inseguro o vago, sino ten en cuenta que si todavía no has conseguido los resultados deseados es porque probablemente no estas haciendo lo suficiente, y cuando te miras al espejo no ves a esa persona capaz y merecedora de alcanzarlo.

3. Define tus prioridades

«No tengo tiempo» es la excusa más común. No tener tiempo parece una excusa completamente justificada que todos aceptamos, pero en realidad cuando dices que no tienes tiempo para algo significa que esa acción no es una prioridad para ti.

Si te dijera que tu futuro depende de la acción que hagas hoy, ¿no crees que es algo prioritario? Cuando a una acción incomoda le asignas una gran prioridad, para ti va a ser inevitable para pasar a la acción, porque sabrás que tu futuro dependerá de ello.

4. Visualiza tus resultados

Si ahora mismo estás indeciso entre hacer algo incomodo o hacer algo fácil, pregúntate qué resultado esperas. Si no has creado un resultado, un beneficio dentro de tu mente que te atraiga de verdad, si no has creado una misión que te enamore, no vas a hacer esas acciones incomodas. Así que diseña en tu mente esos resultados que te motiven a salir de tu zona cómoda. Y cuando tengas ganas de abandonar algo, recuérdate por qué lo empezaste.

5. Comprométete con tus objetivos

Si sintieras el compromiso con tu objetivo, en lugar de decir «Debería de hacer algo», dirías: «Tengo que hacerlo», «Es mi misión». Es fundamental que creas ese compromiso. Crea un resultado medible y define una fecha limite inamovible. Un plan es un sueño con una fecha de caducidad – si no te comprometes con ello, no lo conseguirás.

Fuente: ¿Cómo dejar de perder el tiempo?

Seguir leyendo: 

¿Por qué sufrimos por amor?

La opinión de los demás

Los 4 pilares de la autoestima

 

 

 

¡Dime lo que piensas!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.