Cómo recuperar la confianza después de una infidelidad

El marido deprimido triste ofendió a la esposa en la pelea, sintiéndose culpable culpable Foto gratis

Foto: www.freepik.es/yanalya

¿Puede recuperarse la confianza después de una infidelidad? No es fácil, pero hay algunos aspectos que pueden ayudarnos a conseguirlo.

Una vez nos han sido infieles, el dolor aparece de forma aguda y dramática, representando un poderoso ataque a la autoestima, al sentimiento de identidad como individuo y como pareja. Aparece la desconfianza, el control, las inseguridades y la sospecha permanente en el otro, hecho que perjudica gravemente la relación.

La persona se pregunta ¿por qué me ha hecho esto?, ¿ya no me quiere?, ¿por qué ha pasado?, ¿he hecho algo mal?, ¿soy culpable de la infidelidad, o podría haberlo evitado?, ¿seré capaz de perdonar?, ¿quiero seguir con la relación?, etc.

Es habitual que el entorno más cercano, por intentar ayudar, opinen, juzguen e incluso nos digan qué debemos hacer. Pero es importante que en un primer momento nos demos tiempo para que la rabia inicial, no nos haga decir o tomar decisiones equivocadas.

 Gestión del shock inicial y la rabia. Canalizar las emociones de forma adecuada y sin perder los papeles puede resultar difícil, es inevitable que en muchas ocasiones el llanto y la rabia nos invadan y explotemos. Escribir es una buena estrategia para que la rabia empiece a disminuir. Escribir todo aquello que nos pasa por la cabeza: dudas, sentimientos, dejar que la emoción fluya sin miedo.

• Poner el termómetro a la relación. Es un buen momento para analizar cómo estaba la relación antes de la infidelidad, y qué podemos hacer ahora para mejorarla. Siempre ambos podemos hacer algo diferente para cambiar lo que antes no funcionaba.

• Poner a dieta los celos. Dejar de alimentar el control: mirar su teléfono, sus redes sociales… Intentar evitar hacer un interrogatorio a nuestra pareja cada vez que entra por la puerta. Para todo esto es imprescindible la colaboración de la pareja, pedirle que haga esas pequeñas cosas que nos ayudarán a mantener esta “dieta” a raya.

• Hacer explícito lo que posiblemente era implícito. La experiencia nos demuestra que la mayoría de las parejas dan por hecho que la otra persona entiende lo mismo que ellos sobre qué es una infidelidad, y no siempre es así. Hay que negociar y pactar cómo queremos llevar la relación, donde están los límites, qué entendemos por infidelidad.

• Recuperar o crear espacios de intimidad en pareja. ¿Qué cosas os gustaba hacer y ya no hacéis? Es un buen momento para recuperar aficiones compartidas y momentos lúdicos en pareja: ir al teatro, a cenar, a bailar, etc. Buscar espacios de intimidad.

• El perdón. Muchas parejas quedan encalladas en este momento, porque es uno de los más complicados. Un perdón real no puede ir acompañado de una penitencia eterna por la persona que ha sido infiel.

La infidelidad es una de las situaciones más complicadas que puede vivir una pareja, y muchas veces todo este proceso es difícil de llevar solo, la ayuda profesional puede ayudar a llegar a un perdón real reconstruyendo la confianza perdida.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/

Leer: 

Las relaciones como espejo

El primer paso para subir tu autoestima: acéptate como eres

¿Estoy con la persona correcta?

¡Dime lo que piensas!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.