Si deja de escribirte, ¡no hagas esto!

deja de escribirteTodo iba bien y de repente él ha desaparecido. ¿Qué hacer? 

Si él deja de escribirte, hay una tentación enorme de enviarle un mensaje. Y si no recibes la respuesta, enviarle un mensaje más.

Después, querrás llamarle. Y si no coge el teléfono (o lo tiene apagado),  intentarlo una vez más (o quizás muchas veces más).

Buscarás excusas de su comportamiento. Qué está ocupado. Qué su móvil no tiene batería. Que ha perdido su móvil. Que se encuentra mal.
Esa desesperación buscará justificar su silencio.

Rechazarás la idea de que la razón más probable de ello es simplemente la ausencia de su deseo de contactarte.

No te escribe porque no tiene ganas de hacerlo. Enviándole el segundo y el tercer mensaje, no harás que esas ganas surjan. No eres su madre y él no es tu hijo que se siente obligado de responderte con un «Ahora te llamo».

Has de aceptar la dependencia que te ha creado la relación con esa persona, y has de recuperarte tal y como eras antes de conocerlo.

No puedes estar todo el día esperando su mensaje. Si no quiere hablar contigo, es su decisión. Tu puedes perseguirlo con tus mensajes, con tus llamadas, ir a buscarlo a su trabajo, a su casa, pero todo esto solo le causará la incomodidad y él te sentirá pena. Así mismo, entenderá definidamente que no quiere tener nada en común con una persona que actúa así.

Acuérdate, al que les gustas, no va a desaparecer.

Al que no le gustas lo suficiente como para que se acuerde de ti, no lo persigas. Nunca.

Seguir leyendo: 

¿Por qué sufrimos por amor?

7 cualidades de una mujer que enamoran a un hombre

Sanar la relación: consejos simples

¡Dime lo que piensas!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.