¿Es el amor o la costumbre?

costumbre“Cómo saber si estoy con él por amor o solo por costumbre?”

Llevas mucho tiempo con tu pareja, parece ser que todo está bien, pero un día te das cuenta de que desde que os conocisteis la relación se ha transformado dramáticamente.

No hay detalles románticos, no hay tanta pasión, no hay palabras “Te quiero” ni “¡Qué guapa estás!”

Parece que estás bien con él, que estás tranquila, como que no te falta nada, aparte de esas “tonterías” (así lo llama él) como flores sin que sea tu cumpleaños y un “Te amo” sin que sea él día de San Valentín.

Y un día de esos te despiertas con la pregunta en tu cabeza: ¿Es amor lo que hay entre nosotros, o solo estamos juntos por costumbre?

Se dice que la costumbre es más fuerte que el amor. Cuando estamos acostumbrados a llevar nuestra vida de una forma, nos sentimos cómodos y nos da miedo perderlo. Ese miedo es lo que a veces confundimos con el amor y seguimos con nuestro novio porque pensamos que le queremos.

Hay muchas mujeres que tienen miedo de quedarse solas – por motivos económicos o sociales, o por simple miedo a la soledad, sobre todo si ya son mayores.

Sin embargo hay otras, que sí que estarían dispuestas a cambiar su vida, pero les da mucho miedo “por si después le extrañan”.

¿Como saber si tus sentimientos hacia él están basados en el amor o en la costumbre?

Primero, si tú ya te has planteado esta pregunta, es porque tienes dudas. Y si hay dudas, es que algo no está bien en tu relación.

Si has empezado a dudar de tu relación, puede ser que hayas tenido motivos serios para ello (la infidelidad u otro comportamiento que dañó la confianza) o que la rutina de la vida cotidiana haya lesionado mucho vuestro amor.

Segundo, pregúntate, si te puedes imaginar la vida sin él. Si no te influyera la opinión de los demás ni otros factores como el dinero, la casa donde vivís, etc., ¿te gustaría a volver vivir sola?

Tercero, ¿podrías imaginarte viviendo con otro hombre, distinto que tu pareja? ¿Te haría ilusión tener otro compañero que sea más romántico, más atento, que tenga sentido del humor, etc., o sea que tenga cualidades que le faltan a tu pareja?

¿Si supieras que pronto encontrarías a otro hombre que te haría feliz, dejarías a tu pareja actual?

Si las respuestas a estas preguntas son afirmativas, no cabe duda que ya no le quieres y vives solo por costumbre.

Si alguna respuesta es negativa o si tienes dudas respondiéndolas, es muy probable que el amor aún siga allí, escondido detrás de los conflictos diarios, la rutina y el aburrimiento.

Entonces se puede intentar recuperar la llama en la relación.

Quizás te interese:

¿Quieres que te amen? ¡Ámate a ti misma!

Cómo enfrentar el rechazo: lo que no debes hacer.

Me pidió tiempo

Opina